24 abril 2016

Annecy (Francia)

Annecy (Francia)
Annecy (Francia) es una bella localidad del departamento de Alta Saboya, en la región de Ródano-Alpes, situada en la orilla norte del Lago de Annecy, en su desembocadura natural y ocupa una posición estratégica sobre los ejes transversales entre Italia, Ginebra y Francia.
Su pequeño barrio medieval está recorrido por canales, puentes y calles con arcadas. El principal atractivo es pasear, sobre todo en día de mercado, aunque hay monumentos imprescindibles: el formidable Palais de l'Île, una prisión del siglo XII en medio del canal de Thiou, y el Château d'Annecy, cuyas torrecillas se alzan muy por encima de la ciudad y que ofrece espléndidas vistas del Vieil Annecy y del lago cristalino que se extiende a sus pies. Desde el Quai Napoleón III salen excursiones en barco.
La localidad puede enorgullecerse de su historia, una de las más antiguas de las ciudades de los Alpes franceses. Cada año Annecy acoge el festival internacional de cine de animación a principios de junio, los Noctibules en julio y el festival de cine italiano en octubre; y cada dos años la bienal de cine español de Annecy a finales de marzo. Con el magnífico entorno de las montañas y el lago, con sus barrios antiguos, el Annecy del siglo XXI cuenta con multitud de atractivos.

Annecy (Francia)
»» Un poco de historia de Annecy:
Importantes vestigios de 'aldeas lacustres' han permitido identificar asentamientos humanos ya en la época neolítica (4000 a.C.). Los romanos fundan Boutae, la primera localidad urbana, a mediados del siglo I a.C. A partir del siglo XI, a orillas del Thiou y al abrigo del castillo, se desarrolla un nuevo burgo llamado Annecy-le-Neuf para diferenciarlo del Annecy-le-Vieux. La instalación en Annecy del conde de Ginebra (principios del siglo XIII), la incorporación del territorio de Ginebra al ducado de Saboya y la creación, en 1514, del 'apanage' (dotación) de Ginebra, son algunos de los acontecimientos que transforman a Annecy en una ciudad administrativa y judicial de cierta importancia. A principios de la década de 1530, la Reforma religiosa en Ginebra provoca la marcha de su obispo, quien traslada su residencia a Annecy, ciudad que se convierte en la sede de la diócesis de Ginebra.
Château (Annecy)
En 1602, el acceso de Francisco de Sales a la sede episcopal refuerza el carácter religioso e intelectual de Annecy, convertida en un pequeño bastión católico frente a la Ginebra protestante. Las convulsiones del siglo XVIII y la primera incorporación de Saboya a Francia en 1792 abren una era de transformación, ya que la ciudad se transforma progresivamente en un centro manufacturero. Después de la época del Primer Imperio, la restauración dinástica de la Casa de Saboya viene marcada por cierto conservadurismo. El territorio de la Casa de Saboya, convertido en reino en 1720 tras la concesión de la corona del rey de Cerdeña a los duques de Saboya, se consideraba en sardo. Tras la nueva unión de Saboya a Francia (1860), el turismo incipiente conduce a una notable transformación del paisaje de la ciudad. Annecy acoge una industria de alta tecnología muy activa, es un centro turístico en pleno desarrollo y el foco de una vida cultural diversificada.
La Préfacture (Annecy
»» Edificios y espacios de interés (Paseos por Annecy):
»» El lago: La Oficina de Turismo está instalada en el foro cubierto de Bonlieu, que debe su nombre a una abadía de monjas suprimida en 1793. Después de la Revolución, sirvió de cuartel y de fábrica de armas, para después convertirse en albergue y en hotel. El edificio actual, obra del arquitecto Maurice Novarina, fue inaugurado en 1981. La Préfectura fue edificada poco después de la anexión de Saboya a Francia (1860). Su perfil de castillo remite directamente a los grandes modelos de la arquitectura francesa del siglo XVII. A partir de este punto, l’Avenue d’Albigny, abierta en 1795 y terminada en 1807, despliega toda la belleza de sus plataneros centenarios. La parte izquierda del lago está dominada por las escarpaduras del Mont Veyrier (1.299 m) y por el imponente Tournette (2.351 m). A la derecha, la cima redondeada y arbolada del Semnoz (1.699 m) precede al Roc des Bœufs (1.774 m) y al Sambuy (2.198 m).
La península de Albigny está rodeada por la playa de Annecy dominada por el Parc de l'Impérial. El Impérial Palace, abierto en 1913 y completamente remodelado en los años 80, no solo es un lujoso hotel, sino que además alberga el Casino y el Centro de Congresos. Al pie de su terraza, que da al lago, hay un fragante rosal. Detrás del Impérial Palace, merece la pena atravesar l’Avenue d’Albigny para visitar la iglesia de Sainte Bernadette, construida en 1964-1965. El Pâquier, antiguo pasto público a la puerta de la ciudad, es actualmente un gran espacio público. Al pie del Semnoz destacan la flecha de la iglesia de la Visitación y las torres del castillo que protegen el casco viejo.
Le Pont des Amours (Annecy)
Le Pont des Amours es una muestra de la arquitectura en hierro de principios del siglo XX (1907). Este puente atraviesa el canal del Vassé, que discurre apaciblemente bajo una romántica cubierta de plataneros, en dirección a un tiovivo de caballitos de madera de 1906. Al otro lado del puente, encontramos Les Jardins de l'Europe, un parque de estilo inglés plantado en 1863. Los árboles están identificados mediante unas pequeñas placas. En el lago hay un islote artificial: l'Ile des Cygnes. Al borde del muelle, el 'gnomon' es un reloj solar diseñado en 1874 por un capuchino, el padre Arsène. La estatua que se puede ver es la de Claude-Louis Berthollet (1748-1822), ilustre químico nacido en Talloires al que debemos la lejía.
A lo largo del puerto discurre el Quai Napoleón III en el que una placa recuerda que el emperador regaló a la ciudad de Annecy un barco de vapor, la Couronne de Savoie. No lejos, hay una estela dedicada a Marc Leroux (1854-1933), que consagró su vida al estudio biológico de los lagos de Saboya. L’Hôtel de Ville (1855), ejemplo perfecto de la arquitectura neoclásica del régimen sardo, fue edificado bajo el reinado de Víctor Manuel II. La Place de l'Hôtel de Ville, con sus estanques cuadrados, fue acondicionada por el arquitecto Jean-Michel Wilmotte en 1995. 
Le Palais de l'Île (Annecy)
»» Los canales: Este paseo sigue el curso del Thiou, uno de los ríos más cortos de Francia (5 km). Este río permite que las aguas del lago se viertan en el Fier, afluente del Ródano. El Thiou fue antiguamente un eje artesanal y permitió el funcionamiento de industrias a partir del siglo XIX. Desde el Pont Albert-Lebrun se sigue el Promenade Jacquet a lo largo del canal del Vassé, cuyo trazado corresponde en parte a las antiguas fortificaciones de la ciudad. Después de contemplar el tiovivo con caballitos de madera que data de 1906, se cruza el Pont des Amours ('Puente de los Amores'). Pasar entre la escuela Jules-Philippe y el ayuntamiento para llegar a la cabecera de la iglesia de Saint Maurice, desde donde se distingue una parte del canal Saint-Dominique, así llamado porque antiguamente ésta era la iglesia de los Dominicos.
Compuertas del Thiou (Annecy)
Después del Pont de la Halle se gira a la izquierda en el Quai Perrière, desde donde se podrá ver, en la otra orilla, las compuertas mecánicas que cierran la entrada del canal Saint-Dominique. Este canal desaparece bajo la iglesia del primer monasterio de la Visitación, edificado en el siglo XVII, hoy en día denominado de Saint-François. Justo antes de llegar al puente Perrière, una compuerta eléctrica controla el caudal y regula el nivel del lago. Río arriba del puente, desde el Palais de l'Île se contempla la vista más pintoresca del casco viejo. Esta casa recia parece un barco de piedra anclado en el Thiou. A ras del agua, sus gruesas rejas recuerdan que antiguamente albergó la prisión. Hoy en día, es un centro de exposiciones de arquitectura y de patrimonio (CIAP). El Quai de l’Île data de mediados del siglo XIX. La otra orilla ha conservado su aspecto original: las casas están bañadas por el río Thiou y sus puertas dan al agua. La enorme puerta del palacio de Charmoisy conserva las argollas destinadas al amarre de las barcas.
Pons Morens (Annecy)
Enmarcado por dos torres con escalera, el Pont Morens es el primer puente de piedra del Thiou. Antiguamente estaba cubierto de casas. Antes de que estas fueran destruidas (finales del siglo XIX), recibía el nombre de Castillo Inestable. En los dos extremos del puente, la calzada pasa por debajo de las viviendas. Más lejos se distingue el Pont de l'Evêché. Se atraviesa el Passage de Célestins, la rue Jean-Jacques Rousseau y la rue Filaterie hasta la place Notre-Dame. A continuación, continuar por la pasarela de madera, y a sus pies se descubre el canal Saint-Dominique que se une al canal del Vassé a la altura de la catedral. Seguir luego el Quai de Madame de Warens hasta la rue de la Republique.
En las inmediaciones del Pont de la Republique unas compuertas mecánicas conducían el agua a la turbina de la importante fábrica de algodón que se estableció en el monasterio de las Clarisas después de la Revolución. Las compuertas del Thiou son obra del ingeniero jefe Sadi Carnot (hacia 1874). Constituyen una maravilla técnica y arquitectónica y permitieron aumentar el nivel del lago en 20 cm con el fin de garantizar a las fábricas un caudal constante durante todo el año. El dique del antiguo molino de los Cordeleros nos recuerda que toda la artesanía medieval de Annecy surgió del río y que permitió el desarrollo industrial de principios del siglo XIX.
Le Thiou (Annecy)
Recorriendo el Quai des Clarisses, y justo enfrente, en el Quai des Cordeliers, se descubre un lavadero cubierto, con columnitas de hierro fundido que evoca a las lavanderas de otros tiempos. En la orilla por donde camina, un grupo de edificios moderno ocupa el emplazamiento de la fábrica de algodón. Tomando a la derecha la Rue de la Gare (Estación), e inmediatamente girar a la izquierda para bajar hasta l’Île Saint-Joseph. La fábrica textil ocupaba toda la isla se ha convertido ahora en un jardín. Rodeando el patio de la escuela Vaugelas, se llega al Promenade Louis-Lachenal, dedicado a este alpinista de Annecy que conquistó el Annapurna en 1950. Atravesar la Avenue du Rhône por el paso subterráneo. El paseo continúa bajo un frondoso arbolado hasta el Pont-Neuf, construido en 1845 para permitir el paso de la nueva carretera de Chambéry. El precioso Promenade Sainte-Thérèse-du-Québec, ciudad unida a Annecy por un acuerdo de amistad, también cuenta con juegos para niños. Un puente metálico comunica con la otra orilla, situada en el municipio de Cran-Gevrier.
Le Thiou (Annecy)
El recorrido, ahora más rústico y arbolado, pasa consecutivamente bajo la antigua línea de ferrocarril Annecy-Albertville, bajo la línea Annecy-Aix-les-Bains y bajo el viaducto de circunvalación. Un dique y varias esclusas recuerdan los numerosos 'dispositivos' instalados a lo largo del río para accionar los molinos y los batidores. Por una pasarela, el camino alcanza de nuevo la otra orilla.
Más lejos, el Thiou forma le Cercle de l'Eau, que delimita una isla. Una chimenea de ladrillo y una rueda hidráulica recuerdan las numerosas tejedurías que la fábrica de algodón de Annecy estableció en este lugar.A lo largo del Cercle de l'Eau, el municipio ha instalado una turbina procedente de la fábrica hidroeléctrica de Brasilly, en el Fier. Esta turbina sirve de apoyo a la presentación del patrimonio industrial. En la Turbine, importante equipamiento cultural de Cran-Gevrier, se encuentra instalado el Centro de Cultura Científica, Técnica e Industrial de la Aglomeración de Annecy. El centro acoge una exposición permanente sobre el agua junto con exposiciones temporales. 
Ancien Hôtel de Sales (Annecy)
»» La Ciudad Vieja y sus iglesias: En la rue du Pâquier, se encuentra el Palacio de Sales construido a finales del siglo XVII por un sobrino nieto de Francisco de Sales. En la fachada se pueden ver los bustos de las Cuatro Estaciones, así como el de la Noche, orientado hacia el este. Observe la hermosa puerta cochera y el forjado del balcón con las hojas de laurel entrelazadas, símbolo de la eternidad, y las letras BMS de Benoît Maurice de Sales. Antes de las transformaciones urbanas de finales del siglo XVIII, la calle terminaba en el cruce con la Rue Carnot, delante de la fachada de la iglesia de Saint-Jean-de-Jérusalem. En 1822, la prolongación de la Rue Royale se encontraba perforada. Hoy en día, solo el Puits Saint-Jean, nos recuerda a los Hospitalarios de San Juan, más conocidos por el nombre de Caballeros deMalta. En el brocal del pozo se pueden leer los nombres de los síndicos de Annecy que lo mandaron reparar en 1689. Se sigue a la izquierda por la Rue Notre-Dame. De la primera iglesia de Notre-Dame-de-Liesse sólo queda el campanario del siglo XVI. La iglesia fue demolida durante la Revolución y reconstruida en estilo neoclásico en 1850. Es de destacar el altar mayor, autentica arquitectura en miniatura.
Saint Maurice (Annecy)
A la izquierda de la iglesia, el antiguo Ayuntamiento, convertido en casa parroquial, muestra la trucha del escudo de Annecy en el elegante forjado de su escalera (1771). Siguiendo a la derecha por la Rue Notre-Dame y por la Rue Filaterie, rodeada de arcadas, al final de esta calle, encontramos la farmacia más antigua de Annecy. Saint Maurice es la antigua iglesia de los Dominicos, edificada en el siglo XV. Su emplazamiento en el canal Saint-Dominique es verdaderamente pintoresco. Al fondo del coro, destaca la tumba en trampantojo de Philibert de Monthouz (1458), consejero de los duques de Saboya y de Borgoña y gran señor local. Las sillas del coro son de finales del siglo XVIII y el púlpito, soportado por un atlante, data de 1715. En los siglos XV y XVI, la iglesia de Saint-Maurice desempeñó un papel central en la vida local. Aquí, los gremios y las familias importantes levantaban sus capillas. Sobresalen las tijeras de sastre que aparecen en el crucero de la segunda capilla derecha de la iglesia. Saint Maurice es el patrón de Annecy y de Saboya.
Eglise de Saint-François (Annecy)
La iglesia de Saint-François ocupa el emplazamiento de la iglesia del primer monasterio de la orden de la Visitación, fundada por Francisco de Sales y Juana de Chantal en 1610. Esta iglesia se reconstruyó en 1644 de acuerdo con el estilo arquitectónico de la Contrarreforma. Hasta finales del siglo XVIII, albergó las tumbas de sus fundadores. En 1795, tras la desamortización de los bienes del clero, el monasterio y la iglesia se transformaron en fábrica de indianas, telas inspiradas en los algodones estampados de Oriente. Restaurada en la década de 1890, la iglesia fue cedida en 1923 a la comunidad de los italianos. El gran altar del coro de la iglesia es una reconstrucción de finales del siglo XIX. Los altares de las capillas laterales y la estatua de madera dorada de Juana de Chantal son muestras del arte barroco del siglo XVIII.
Estatua de Francisco de Sales en Place aux Bois (Annecy)
La Place aux Bois, donde antiguamente se almacenaba madera de construcción y leña, está presidida hoy en día por una estatua de Francisco de Sales rodeado de libros. El santo obispo de Ginebra, nacido en Thorens en 1567, escribió una gran cantidad de obras para dar testimonio de su concepción de la vida. La Iglesia Católica lo nombró patrono de los periodistas y de los escritores. El gran porche señala la iglesia del segundo monasterio de la Visitación, edificado hacia 1634-1636. En la actualidad está ocupado por las Hermanas de San José. Un poco más lejos, en la Rue de la Providence, se encuentra Maison de la Galerie. En este sitio, en 1610 Francisco de Sales y Juana de Chantal fundaron la orden de la Visitación. Además de la humilde capilla y de la habitación de Juana de Chantal, destaca el silencioso claustro y el jardín.
Cathédrale Saint-Pierre (Annecy)
Continuando el camino por el Faubourg de Annonciades y  pasando por la Puerta Perrière, se llega al Palais de l’Île. A la izquierda, desde el puente situado antes de la entrada del edificio, se divisa un tramo del Thiou rodeado de casas bañadas por el agua, que nos permite imaginar el aspecto del casco viejo antes de la construcción de los muelles. El Palais de l'Île fue durante siglos palacio de justicia y prisión. Aquí se puede visitar exposiciones sobre la arquitectura y el patrimonio (CIAP) y recorrer las antiguas mazmorras de la prisión. La parte más antigua data del siglo XII. Desde el Quai de l’Evêché, se contemplan las puertas que dan al agua. Luego, tomar a la derecha el Passage de Célestins para descubrir la Cathédrale Saint-Pierre, edificada hacia 1535 para acoger a los franciscanos. Muy poco después se convirtió en catedral provisional de los obispos de Ginebra, refugiados en Annecy por causa de la Reforma de Ginebra. Su fachada es precursora del Renacimiento. En el interior, el púlpito (siglo XVII) muestra a Francisco de Sales predicando delante del senado de Saboya. Francisco fue obispo de Ginebra en Annecy, de 1601 a 1622. Un altar lateral está dedicado a él, y las vidrieras del ábside (1933) ilustran su vida. En 1780, el ábside fue recubierto con una suntuosa decoración de estuco que imita al mármol. Entre los cuadros, destacan 'La liberación de San Pedro' de Mazzola (1781) y 'El enterramiento', inspirado en el cuadro de Caravaggio. El órgano del siglo XIX de la tribuna está declarado monumento histórico. Al salir, se descubre una estatua de Saint-Pierre que adorna la Maison de la Maîtrise (Casa de la Maestra), donde un Rousseau adolescente estudió música. A la derecha se encuentra el Palacio Lambert (siglo XVI), en el que vivió Francisco de Sales.
Place Sainte-Claire (Annecy)
Al lado de la catedral se alza el Palacio Episcopal (finales del siglo XVIII), actual Conservatorio de Música y Danza (CRR). Al entrar en el edificio, se pueden observar en el porche las series de óvalos del artista Claude Viallat (1991). Pasar al patio del antiguo palacio episcopal. Antes de su construcción, a finales del siglo XVIII, en este lugar se levantaba una casita en la que vivió Madame de Warens, a quien Rousseau conoció en 1728, cuando ella tenía 28 años, y él 16. Un pequeño monumento, el Balustre d'Or, rememora dicho encuentro. Atravesando un puentecito, se llega al jardín de l’Evêché. Recorrer luego el Quai Madame de Warens (pasarela de madera) y gire a la derecha en la Rue de la République. Desde el Pont de la République, la perspectiva sobre el Thiou es magnífica. Las compuertas enviaban el agua a la turbina de la fábrica de algodón (entre 1804 y 1955).
En la Place Sainte-Claire un grupo de edificios modernos recuerda a la fábrica de algodón fundada en 1804 en el antiguo convento de las Clarisas. Al pie del contrafuerte de una arcada se encuentra la fuente de Quiberet (1635), en la que destaca la figura de la trucha, emblema de la ciudad. A la derecha de la porte Sainte-Claire se encuentra la casa Gallo, que conserva una bella fachada del siglo XVIII. A la izquierda, después de la Porte Sainte-Claire, la empinadísima Côte Nemours asciende a lo largo de la antigua muralla de la ciudad hasta la Place du Château.
Château (Annecy)
El Château fue levantado por los condes de Ginebra, que residieron en él a partir de 1219.Después de la compra del territorio de Ginebra por Saboya (1401), en el siglo XVI se convirtió en la residencia de los duques de Ginebra-Nemours. Desde finales del siglo XVII hasta la década de 1940 sirvió de cuartel y hoy en día alberga el Museo-Castillo y el Observatorio Regional de los Lagos Alpinos (ORLA). La entrada al castillo fue fortificada en el siglo XVI con un camino de ronda. La puerta estaba protegida por un rastrillo y un puente levadizo. La enorme torre de la Reina, la parte más antigua, data del siglo XIII. Una defensa avanzada descubierta en las excavaciones arqueológicas completa el conjunto. Se desciende a la izquierda la rampe du Château, dominada por las torres de Saint-Pierre y Saint-Paul que enmarcan la antigua residencia señorial. Enfrente, bajo las arcadas de la rue de l’Ile, se observa una extraña puerta colgada, resultado de un hundimiento del terreno.
Opcionalmente, se puede seguir por el Chemin de la Tour de la Reine y la Avenue de la Visitation. El monasterio y la basílica de la Visitación dominan el lugar con sus impresionantes dimensiones. Las Hermanas de la Visitación se instalaron en el monasterio en 1911. La iglesia, cuyo campanario conserva un carillón, fue terminada a principios de la década de 1930, consagrada en 1949 y convertida en basílica en 1951. En el interior, unas vidrieras ilustran las vidas de Francisco de Sales y Juana de Chantal. Ambos reposan en unos sarcófagos de cobre dorado.
»» Otras entradas de Annecy: » Annecy (Francia): Paseo por las zonas inusuales de la ciudad 
»» Bibliografía: » 'Annecy: Paseos por la ciudad' (Folleto turístico de la Oficina de Turismo de Annecy) (adaptación) [Descarga del documento en .pdf» Francia (Guías Visuales 'El País Aguilar')
»» Enlaces: » Office de Tourisme du Lac d'Annecy » Annecy (Site officiel) » Annecy (Wikitravel) (inglés) » Annecy (Wikipedia)

2 comentarios:

natalia dijo...

Qué bonito! Annecy nos encantó y fue una experiencia increíble. Os dejo también el link a mi blog de fotografía analógica: http://theolympiatrip.wordpress.com
Saludos!

Pablo Rico Pinazo dijo...

Buenas! Desde hace ya bastante tiempo mantengo a la bella Annecy en mi lista de ciudades que no debo olvidar visitar. Desde luego, las fotos que he visto me inspiran una belleza inusitada y no hacen sino acrecentar mi ansia por conocer tan maravilloso enclave al pie de los Alpes. Muchas gracias por el post y por toda la información, estoy seguro de que me será de gran utilidad!
Si te apetece, te dejo por aquí el enlace de mi blog sobre viajes (en Europa y USA), por si quieres opinar, aconsejar, o dejar cualquier pensamiento que desees compartir... De nuevo, muchas gracias por el post!

www.lepetitjardindepablo.com