01 abril 2017

Burdeos: Los barrios exteriores

Place Meunier, Saint-Seurin (Burdeos/Francia)
Los barrios exteriores de Burdeos (Francia), los más alejados, contienen importantes edificios y espacios arquitectónicos. Desde la Rue Judaïque, antigua vía más allá de las murallas de la ciudad medieval, se accede a la Place des Martyrs de la Résistence donde se encuentra la antigua colegiata de Saint-Seurin, a la que le da nombre el obispo oriental que ocupó la sede episcopal a principios del siglo V. La Église St-Seurin es algo caótica, con un mosaico de estilos que abarcan desde el siglo XI hasta el XVIII. Lo más interesante son los sarcófagos galorromanos de la cripta, del siglo VI, y un bello trono episcopal del siglo XIV. El Quartier Mériadeck lleva el nombre del príncipe cardenal de Rohan, Ferdinand Maximilien Mériadec, arzobispo de Burdeos. La Église Saint-Bruno es la primera iglesia barroca que se construirá en Burdeos, antes que Saint-Paul y Notre-Dame. Enfrente está el Cimetière de la Chartreuse, el cementerio de la más antiguo de la ciudad, donde se enterró a Francisco de Goya.
Atravesando el puente Pont de Pierre, construido por Claude Deschamps, se descubre el barrio más discreto de Burdeos, la Bastide. Desde el barrio se tiene una vista increíble de todo el muelle desde la flecha de St-Michel hasta los Chartrons.
Maison Frugés (Burdeos)
»» Edificios y espacios de interés:
» Place des Martyrs de la Résistance: En el número 63 se construyó de 1913 a 1917 la Maison Frugès, la casa del industrial azucarero Henry Baronnet-Frugès (1879-1974), quien quería asociar el arte oriental y el arte francés, sin dejar de lado las tradiciones locales. Obra de estilo art decó, más de veinte artistas y artesanos trabajaron en la decoración y el mobiliario bajo la supervisión del arquitecto Pierre Ferret. A pesar de su gusto por el eclecticismo, el alzado del edificio conserva un corte clásico: los ornamentos de los soportes de los balcones, de la logia y de la rotonda se inspiran esencialmente en el tema de la viña. Las decoraciones con gimnastas en la pared de la rotonda, en el último piso, hacen referencia a la sala deportiva que se ubicaba detrás de la logia.
Basilique Saint-Seurin (Burdeos)
» Basilique Saint-Seurin (Place des Martyrs de la Résistance): La basílica Saint-Seurin es probablemente la cuna del cristianismo Burdeos. Del gran edificio románico del siglo XI todavía existen el pórtico, la cripta y la base de la torre. La historia de la iglesia empieza en la cripta que fue primero bautismal y luego necrópolis y donde están enterrados dos obispos, san Amador y san Severino, cuyo culto permitió que esta iglesia fuera basílica, monasterio y un gran santuario bordelés tan importante como la catedral. En lugar de las tres puertas que suelen tener las grandes fachadas de las catedrales, esta basílica tiene un portal entre otros dos portales ciegos que conservan tímpano y estatuas. La fachada oeste, con estatuas de los dos santos en sus hornacinas, fue terminada en estilo neorrománico por Poitevin en 1829. En el pasaje del pórtico, con bóvedas de cañón, dos series de capiteles románicos del siglo XII decoran las columnas.
Basilique Saint-Seurin (Burdeos)
Al entrar en la iglesia, la presencia de gruesos pilares se explica por las obras llevadas a cabo tras el derrumbamiento de la bóveda en 1698. La nave termina en el coro donde destacan tras vanos con capiteles sin decoraciones. Las tablas de alabastro del coro cuentan la vida de san Marcial y de san Severino, que se completan con las de la Crucifixión y la Anunciación. En la capilla del Sagrado Corazón, en el lado derecho, hay un 'San Marcial' de 1500 aproximadamente. En la capilla de Nuestra Señora de la Rosa de estilo gótico flamígero, una estatua  recuerda a las Vírgenes inglesas del siglo XIV. Hay una silla episcopal en piedra del siglo XV, usada para la ordenación de arzobispos. La cripta, muy modificada desde el siglo IV, presenta elementos compuestos como una columna galorromana, sarcófagos merovingios de mármol, placas carolingias insertadas en los muros y un hastial de un relicario del siglo XII.  La iglesia es Patrimonio Histórico Mundial de la Unesco desde 1998, junto con la basílica de San Miguel y la catedral de San Andrés.
Quartier Mériadeck (Burdeos)
» Quartier Mériadeck: El barrio lleva el nombre del príncipe cardenal de Rohan, Ferdinand Maximilien Mériadec, arzobispo de Burdeos que construyó el palacio Rohan en 1771 (en 1833 se convirtió en el ayuntamiento), quien adjudicó terrenos a la ciudad para su expansión, liberándola de las fronteras geográficas heredadas de la Edad Media. Es una zona moderna, esencialmente comercial y administrativa. Durante mucho tiempo, esta parte de la ciudad era solamente un vasto pantano limítrofe con la ciudad. Pero las enfermedades debidas a la presencia de este pantano (incluyendo la peste) llevaron a desecarlo en el siglo XVII. En 1955, el municipio encabezado por Jacques Chaban-Delmas decide la renovación total de este barrio entonces pobre. La renovación llevada a cabo en 1963 convirtió a Mériadeck en uno de los distritos de negocios más importantes de Burdeos con edificios comerciales y administrativos modernos, instalaciones deportivas, y la ubicación de diferentes administraciones y servicios locales en la zona como el Consejo Regional, con un edificio de arquitectura en estilo musoliniano o la Biblioteca Municipal.
Église Saint-Bruno (Burdeos)
» Église Saint-Bruno (5 Place du 11 Novembre): Antigua capilla del segundo convento de los Cartujos (Chartreux), fue construida de 1611 a 1620 por el hermano Baise de Gasq por voluntad del cardenal François de Sourdis, arzobispo de Burdeos de 1599 a 1628. La edificación, en estilo barroco, se realizó en antiguos pantanos desecados por motivos de salubridad pública a partir de 1609. La estrecha fachada presenta tres niveles. Consta de una sucesión de pilastras corintias en la base, lisas en el primer nivel y con repisas y volutas en el último. Un frontón redondeado remata el edificio con escudo del cardenal de Sourdis. En una hornacina, una 'Virgen con el Niño' contrasta con el rigor de este tipo de arquitectura.
Torre de la Église Saint-Bruno (Burdeos)
En el interior, una única nave con bóvedas de cañón, presenta perspectivas con pinturas de Bèrizango (siglo XVIII). A los lados, se puede ver ver todavía una parte de la sillería de Elie Etier (siglo XVII). En el precioso coro de mármol y piedra se alternan pilastras, hornacinas y guirnaldas rematadas por una balaustrada. El altar consta de cuatro columnas corintias que sostienen un frontón circular. El retablo de 1672 contiene una pintura de la 'Virgen de la Asunción' de Philippe de Champaigne (1673). A ambos lados del altar hay estatuas de la 'Virgen María' y del 'Ángel Gabriel, ambas atribuídas a Gian Lorenzo Bernini, escultor, arquitecto y pintor italiano. Hay obras de Florentino Ottaviano Lazeri de 1620, un san Bruno (fundador de la obra cartujana) y san Carlos Borromeo, probablemente un pedido del cardenal de Sourdis durante su último viaje a Italia.
Cimetière de la Chartreuse (Burdeos)
» Cimetière de la Chartreuse (Rue François de Sourdis): Enfrente de la iglesia de San Bruno se encuentra el cementerio de la Cartuja, el más antiguo y el más grande de la ciudad. Se creó al final del siglo XVIII sobre los antiguos jardines del convento de Chartreux por el prefecto Delacroix. El único vestigio que queda del convento es la puerta a la entrada del cementerio. Por el número de escultores que trabajaron aquí, se puede decir que es es Burdeos un anejo del museo lapidario del siglo XIX. Se pueden descubrir una gran variedad de monumentos funerarios del siglo XIX incluidas varias pirámides, obeliscos y estelas, decorados con acróteras, vasijas, urnas, frontones, cruces y ángeles. El sepulcro Marmiche (1837), un templo de estilo dórico de proporciones perfectas, es la obra maestra de este lugar. En el frontón, la fe, y en ambas partes de la puerta, la Desesperación y la Eterna Tristeza. Una de las pocas representaciones de la muerte está en el sepulcro de J. Catherineau, capitán de navío, esculpida por Mora. En un paseo en las avenidas del cementerio se pueden ver las tumbas de varias personalidades como el pintor Francisco Goya, muerto en Burdeos en 1828, (su cuerpo descansa hoy en Madrid; un monumento le recuerda en el cementerio), Charles-François Delacroix (padre del pintor Eugène Delacroix), Flora Tristan (escritora e iniciadora del feminismo en Francia, abuela del pintor Paul Gauguin) o del pintor Pierre Lacour.
Place Stalingrad, La Bastide (Burdeos)
» Quartier La Bastide: Atravesando el puente Pont de Pierre se descubre el barrio más discreto de Burdeos, la Bastide. Fue abandonado durante mucho tiempo debido a los riesgos de inundaciones del Garonne. La ribera derecha conoce desde hace algunos años, una renovación urbana y arquitectónica. El centro del barrio está en la Place Stalingrad en la que se halla la impresionante escultura de un león azul. Siguiendo la Avenue Thiers se llega a la iglesia Sainte Marie de la Bastide, construida por Paul Abadie e un estilo romántico e historicista del siglo XIX, al estilo del Sacré Coer de Paris, igualmente obra suya; se caracteriza por las cúpulas, las linternillas, carecer de transepto y tener un coro terminado en un ábside pentagonal. Más adelante se llega a la Maison Cantonale (Rue de Nuits), construida en estilo modernista de 1913 a 1926 para formar un conjunto polivalente (conferencias, espectáculos, biblioteca, oficinas, juzgado) donde la diversidad de los materiales (piedra, ladrillos, hierro, madera, mosaicos) decoran el edificio.
Sainte Marie de la Bastide (Burdeos)
Si se camina hacia el puente Chaban Delmas siguiendo la orilla del Garona por el Quai de Queyries, se accede a una zona verde llamada Parque aux Angéliques, la sede del periódico local Sud Ouest, más adelante el Jardin Botanique y, finalmente, el Darwin Caserne Niel. Antes un cuartel militar, es hoy sede de eventos y conciertos. Más adelante, se puede ver la antigua residencia de los arzobispos de Burdeos desde le siglo XIV y el Pont d'Aquitaine (1967), tercer puente de Burdeos y una elegante construcción suspendido a 53 sobre el río. En la Bastide se encuentra, así mismo, la antigua estación d’Orléans. Desde el barrio se tiene una vista increíble de todo el muelle desde la flecha de St-Michel hasta el Quartier des Chartrons.
Pont de Pierre (Burdeos)
» Pont de Pierre: El Puente de Piedra atraviesa el río Garona a su paso por Burdeos, uniendo la orilla izquierda (Cours Victor Hugo) con el barrio de la Bastide (Avenue Thiers) en la orilla derecha. Está registrado como monumento histórico desde el 2002. Primer puente sobre el Garona, fue construido por orden de Napoleón I entre 1810 et 1822. Durante estos doce años, los ingenieros de puentes y caminos, Claude Deschamps y su yerno Jean-Baptiste Billaudel, debieron afrontar numerosos problemas debido a la fuerte corriente del río en este enclave. Gracias a una técnica de origen británico y conocida como 'cloche à plongée' los pilares pudieron ser estabilizados. El puente consta de 17 arcos lo que corresponde al número de letras del nombre de Napoleón Bonaparte. En los lados, cada pila de ladrillos está realzada por un medallón blanco en honor el emperador. También están presentes pequeñas representaciones del escudo de la ciudad, compuestas por tres croissants o lunas entrelazados. Este puente fue el único en la ciudad hasta la construcción del puente de San Juan en 1965. Al cruzar el puente de piedra desde la ribera opuesta a la Bastide, el meandro del río ofrece un espléndido panorama de la fachada histórica de la ciudad.
»» Otras entradas de Burdeos en el blog» Burdeos (Francia): Centro histórico » Burdeos: Del Triangle d'Or a Chartrons » Burdeos: Los barrios meridionales
» Office de Tourisme de Bordeaux: » 12 Cours du 30 Juillet
» Bibliografía: » Francia (Guía visuales 'El País Aguilar') » Guía de Burdeos (Ediciones Bleu Pastel) » Folletos turísticos de Burdeos
»» Enlaces: » Bordeaux (Web oficial) » Bourdeaux Tourisme » Burdeos (Wikipedia) » Descubre Burdeos (France.fr) » Guía de Burdeos » Guía de Burdeos (Europamundo, pdf)

2 comentarios:

Mi mente limerente dijo...

Algún dia quiero visitar Francia.

J. Torres dijo...

Te encantará todo el país, es fascinante.